Sobre el cáncer de mama y la quimioterapia

Existen muchos tipos distintos de cáncer de mama. Del mismo modo, existen muchas formas diferentes de tratar el cáncer de mama, dependiendo del tipo de cáncer, de su estadio y de decisiones personales realizadas por las mujeres y su personal sanitario. Hable con su médico para obtener más información.

Para saber más acerca del cáncer de mama y la quimioterapia, haga click en estos links:

  • Sobre los tumores en el cáncer de mama
  • Sobre el cáncer de mama metastásico
  • Información sobre la quimioterapia

Sobre los tumores en el cáncer de mama

El cuerpo está compuesto por miles de millones de células que forman tejidos y órganos. Las células se sustituyen periódicamente, lo que permite que cada órgano continúe funcionando normalmente. Durante este proceso, las células que mueren son sustituidas por nuevas células. De forma ocasional, las células son sustituidas por células anómalas que crecen de un modo incontrolado. Como resultado, se da un crecimiento anormal o masa de células que forman un tumor.

Existen dos tipos de tumores de mama: los tumores no cancerígenos (benignos) y los tumores cancerígenos (malignos). Los tumores benignos de mama no son cancerígenos y no se extienden fuera de la mama en la que aparecen. Los tumores malignos de mama son cancerígenos y están formados por células que pueden extenderse de una mama a otras partes del cuerpo.

Tumores en el cancer de mama

Existen varios tipos diferentes de cáncer de mama. En muchos casos, el cáncer de mama comienza en los conductos o lóbulos de la mama (donde se puede producir leche). En las fases iniciales del cáncer de mama, los tumores de mama que se encuentran en estos conductos se llaman “in situ”, lo que quiere decir que están en una ubicación y no son invasivos. El cáncer de mama invasivo significa que el tumor de mama cancerígeno ha penetrado a través de las paredes de los conductos o lóbulos y se ha extendido a otras partes del cuerpo.

El tratamiento varía dependiendo del tipo de cáncer de mama, así que es importante realizar un examen físico completo para determinar exactamente el tipo de cáncer.
 

Sobre el cáncer de mama metastásico

Algunos tumores son benignos, es decir, que no son cancerígenos y no se extienden fuera de la mama a otros órganos. Los tumores de mama malignos son cancerígenos y están formados por células que pueden extenderse a otras partes del cuerpo. Debido a su capacidad de extenderse y crecer a otros órganos, los tumores de mama malignos pueden interferir con el funcionamiento normal del cuerpo y pueden poner en peligro la vida.

Las células del cáncer de mama que sufren metástasis, o que se separan del tumor maligno principal, pueden viajar a otras partes del cuerpo, como los huesos, el hígado, los pulmones o el cerebro. La sangre y la linfa son fluidos corporales que pueden transportar células cancerígenas desde el tumor principal a otras partes del cuerpo.
 

Información sobre la quimioterapia

La quimioterapia es el uso de fármacos para la destrucción de células cancerosas, incluyendo las que se han extendido a otras áreas fuera de la mama.

Los fármacos utilizados en la quimioterapia se denominan fármacos citotóxicos porque matan células. Los fármacos circulan a través del cuerpo en la sangre, eliminando tanto células cancerosas como algunas células sanas. La quimioterapia se controla cuidadosamente tanto en cuanto a la dosis como a su frecuencia con el fin de que destruyan células cancerígenas minimizando el riesgo hacia las células sanas. El cáncer de mama puede tratarse con diversos tipos de agentes citotóxicos.

La elección de quimioterapia es diferente para cada persona y depende del tipo de cáncer que cada persona tenga, el tamaño del tumor y el grado de extensión en el organismo. Usted y su doctor decidirán si la quimioterapia es adecuada para su caso y qué fármacos son los más adecuados para su tipo y estadio de cáncer de mama.